Seguidores bloggeers

jueves, 31 de mayo de 2012

Una calle en medio del campo



Suena el teléfono, es una compañía telefónica. Ese día han tenido suerte y me han pillado de buen humor, así que les escucho para ver si me ofrecen alguna promoción interesante y mejoran el penosos contrato de fijo e Internet de la cual estoy actualmente afiliado. Me ofrecen jauja y acepto gratamente: el triple de velocidad y a un precio inferior al de mi factura actual. Como es habitual en estos casos el chico, con un melodioso acento de algún país de America latina, procede con los trámites burocráticos establecidos. Ésta ocasión no es diferente a las demás ya ocurridas anteriormente en otras compañías, ya sean de teléfono, luz, gas, etc. Al preguntar por el nombre de la calle en la que habito y al yo responderle que vivo en el campo y en consecuencia no hay calles surge el conflicto.
¿Pero tendrá que haber una calle?
Le repito el nombre de mi casa (que es lo que se pone en la casilla de Calle) y le vuelvo a decir que en medio del campo no hay calles.
Finalmente logro hacérselo entender (a duras penas) y le deletreo el nombre de mi casa, nombre algo complicado para los castellano-parlantes no familiarizados con el catalán que comparte con una ciudad de Barcelona en el que todos los años se celebra un festival de cine.
Pero el chico, después de introducir el nombre tal cual yo se lo he dicho me responde que no le sale en el ordenador, que no está en la base de datos, que tendrá que haber una vía o algo. Después de insistir consigo convencerlo de que con el nombre de la casa y de la zona, mas pueblo, apartado de correos, provincia y código postal es suficiente. A regañadientes lo acepta y me dice que mañana me volverán a llamar para verificarlo todo.
Al día siguiente me llama uno de los jefes de la central de Madrid, amable, atento, contento por tener un nuevo cliente a quien sacar pasta y atar a sus servicios. Pero al verificar los datos personales el viejo y familiar conflicto renace:
¿Pero tendrá que haber una calle?
Con paciencia repito todo el proceso del día anterior repitiendo lo mismo sintiendo una incómoda sensación de déjà vu. Pero al final dejamos el contrato cerrado, y al pensar en la trepidante (ridícula para la gente de ciudad) velocidad de la línea y la reducción de la factura me congratulo.

Al cabo de un par de días me llama una amable chica de la misma compañía y temo que la misma historia de la calle se vuelva a repetir, pero no es así, es peor. La famosa ampliación de la línea de la que me habían hablado resulta que no llega a mi casa por lo que todo esfuerzo anterior había sido en vano.
A las pocas horas suena de nuevo el teléfono, es mi actual compañía, que se ha enterado de mi intento de exilio a la competencia. Al preguntarme por mi satisfacción con el servicio recibido y al responderles yo LENTA Y CARA me ofrecen un descuento de 29,95 euros en mi factura para toda la vida… menos da una piedra.
Por cierto, si algún teleoperador, sea del país que sea lee esto: EN EL CAMPO NO HAY CALLES.

15 comentarios:

  1. Tendrían que inventar un nombre y darlo todos los de la zona cuando le pregunten por calle. Por ahi vienen del municipio ( ¿ se llaman así?) y ponen los carteles con ese nombre en medio del paisaje.....

    Ahh me acordé! Ayuntamientos creo que dicen uds.

    Abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Y tu segundo apellido que tal? JAJAJAJA

    ResponderEliminar
  3. Me encanta volver a tu rincón, a leer tus textos, después de un paréntesis en mis blogs, ya estoy de regreso, deseaba volver a compartir mis letras.

    Todos los días recibo llamadas de teleoperadoras que intentan venderme su adsl, ya ni las escucho porque siempre es la misma historia y siempre llaman a la hora de comer.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Date por satisfecho que aún viviendo en el campo te ofrecen nuevas alternativas, por donde yo vivo lo que ahora se conoce como campo-ciudad el ancho de banda es como un alfiler pero cobran como si fuera el culo de un elefante. Hay que aprobechar las oportunidades y a más ofertas más ventajas tenemos los ususarios de apretar para que nos ofrezcan algo mejor que sus competidores.
    Sludoss!!

    ResponderEliminar
  5. jajajajaj! que empeño con poner calles en el campo..
    Un saludito!!
    XAY

    ResponderEliminar
  6. :) Yo creo aque te ha traído buenos resultados, pero... visto lo visto, creo que pico y pala en mano, vas a tener que hacer una calle y bautizarla.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Suele ocurrir...hay que negociar hasta lo increíble, por lo menos te hicieron un descuento, menos es nada y más en los tiempos que corren que todo lo arañan.
    Nada de poner nombre al campo, que es lo único que tenemos a su libre albedrío.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. No tienes nada nuevo pero te dejo mis saludos y un beso.

    ResponderEliminar
  9. Je je. Me reí un monton. Cuando vuelves?

    ResponderEliminar
  10. Te deseo un esplendido día de Navidad y un espectacular año nuevo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Hola, yo era Mer-man en Eternia, como no tuve la opprtunidad de despedirme como corresponde, justo encontre tu pagina y aprovecho para hacerlo, ya que siempre nos llevamos muy bien y te tenia y tengo mucha estima, te mando un abrazo eterno master Nocturna!

    ResponderEliminar
  12. Hola, PedroJ. Espero que estés bien, seguro que sí.
    Feliz Navidad, Feliz 2014 que te traiga todo tus deseos, todos.
    Besos.

    ResponderEliminar